Hoy es el día Internacional sin tabaco, por eso queremos hacer una pequeña mención al papel que ocupa en el protocolo.

¿Cómo podemos afrontar el tema del tabaco en la mesa?

El anfitrión debe de marcar las normas en la mesa, aun tratándose de un fumador nato, tiene que poner límites al tabaco, y esos límites deben de ser en la mesa.

No se debe fumar hasta bien acabados los postres, puesto que el humo del tabaco puede ser desagradable para los demás asistentes a la comida.

Si algún invitado desea fumar entre las comidas, se le invitará amablemente a que se dirige a una zona dónde no pueda molestar a nadie, ya sea en otra sala o en la terraza.

Otro tema que causa dudas es, ¿Debemos de colocar ceniceros en las mesas?

Bien, pues la respuesta es no. Es poco higiénico y poco elegante. Los ceniceros no deberían aparecen en la mesa con la comida, ni en la sobremesa.

Se podrán colocar ceniceros una vez haya finalizado al comida y no se va a poner ningún plato en la mesa.

Es mejor que apaguen su cigarro en un cenicero que a que lo tiren por la ventana, en el suelo…

Se colocarán en sitios despejados y alejados de la zona de comida, además en su interior es recomendable que contengan un poco de agua.

No olvides que para ser un buen invitado no debes  fumar en la mesa sin que los comensales hayan terminado, y no te olvides de pedir permiso.

 

A partir de ahora ya no tendrás excusa para no ser un buen invitado o un anfitrión excepcional, ¿A qué esperas? Aplica éstos pequeños consejos en tú próxima celebración, y si quieres…¡Cuéntanos tu experiencia!

¿Nos vemos en las redes sociales?

Facebook
GOOGLE
Twitter
YouTube
Instagram