Nuestra piel no es la misma en cada etapa de nuestras vidas, por eso, también es importante que adaptemos nuestro maquillaje y manera de maquillarnos para sacar el máximo partido a nuestro rostro.

Viva la frescura: 20-30 años.

 

En esos momentos en los que cada segundo tiene un plan diferente, muchas veces no hay tiempo de aplicarse un maquillaje muy elaborado, por ello, tu mejor aliado será la naturalidad:

  • El brillo de labios.
  • La máscara de pestañas.
  • Un pelín de colorete que refleje un sutil rubor.
  • Una base muy natural.
  • Utiliza productos oil-free, pues esta es una etapa en que la piel muestra con gran facilidad brillos. Y para estas zonas, los polvos serán tu gran aliado

La etapa de las responsabilidades: 30-40 años.

 

Llega el momento de ponerse las pilas, el ritmo de vida es mucho más agitado y las responsabilidades marcan tu manera de actuar y tu rostro.

  • Los tonos bronceados son muy favorecedores en este periodo.
  • El maquillaje también pide a gritos las tonalidades naturales.
  • No te olvides de las cremas hidratantes con protección social para evitar decoloraciones y manchas en tu piel. Es una etapa muy peligrosa en este sentido si no nos cuidamos.
  • Empieza a cuidar especialmente el contorno de tus ojos con cremas especiales, para garantizar la firmeza de tu cutis.
  • Utiliza tonos rosados-anaranjados para dar vida  a tu piel.

Mujeres maduras: 40-50 años.

 

En esta fase de nuestras vidas la piel comienza a perder elasticidad, por lo que es especialmente importante que hagamos una buena selección de los productos que necesitamos.

  • Debemos huir de tonos de maquillaje fuertes.
  • Tenemos que evitar el exceso de negro, nos endurecerá los rasgos y nos echará años encima.
  • Utiliza sombras de ojos en tonos cálidos.
  • Tus labios piden a gritos colores como los rosas fuertes o los ciruela.
  • Utiliza siempre una base líquida.
  • Y no te olvides de definir tu mirada con un rizador de pestañas.

A partir de los 50 años.

 

Es hora de hidratar la piel al máximo, tanto de día como de noche, por eso te recomendamos:

  • Utilizar maquillajes humectantes.
  • Escapa de tonos café o marrones, te darán un aspecto más cansado.
  • Los pintalabios rosados son tu gran aliado.

Y tú, ¿Pones en práctica estos tips? 😉

¿Nos vemos en las redes sociales?

Facebook
GOOGLE
Twitter
YouTube
Instagram