Las rebajas, ese momento del año en el que encontramos las mejores gangas, las mejores galas, esa camisa que tanto nos gustaba y que ahora tiene un precio increíble. O también, por el contrario, puede ser el momento en el que más te deprimas de compras o incluso no vayas satisfecha para casa con lo que has adquirido.

Si has vivido más la segunda situación, este es tu post 10 claves para que te vayas la mar de contenta con tus compras.

ANTES DE LANZARTE A LAS REBAJAS, TEN EN CUENTA:

Regla Nº1: No compres lo que no necesitas. A veces es mejor prevenir que curar, y para ello lo primero es revisar el armario. Qué necesitas quitar y qué necesitas introducir para renovarlo sin arruinarte en el intento.

Regla Nº2: Revísate algún lookbook de temporada. Los básicos como las camisetas de algodón o los jeans son imprescindibles pero comprarte esa camisa de volantes que tanto te gusta puede que no esté tan fuera de tu alcance. O también revisa algo los colores y estilos que están en tendencia, puede que consigas algo muy parecido y crees un look mejorado.

Regla Nº3: Ponte un presupuesto máximo. No despilfarres el dinero en ropa que no te vas a poner o con la que meramente adornarás tu armario.

10 CLAVES PARA LANZARTE Y NO ACABAR AHOGADO:

1º Sé positiva: Si tienes una idea clara de lo que quieres, lo encontrarás. Hay miles de tiendas donde menos lo esperas y con descuentos muy atractivos.

2º No tengas prejuicios: Las tallas siempre son un asunto complicado en las rebajas, porque se encuentran aquellas que sobran. No te obsesiones con la talla, prueba las cosas y evalúa las posibilidades de esa prenda en tu día a día.

3º No sobrevalores ofertas: A veces no compensan o son engañosas. Revisa bien las etiquetas.

4º Tómate tu tiempo: Dicen que las prisas no son buenas y en el caso de las rebajas, mejor llevarlo con calma.

5º Elige un buen horario: No vayas en horas puntas de mañana o de tarde. Intenta ir cuando las tiendas abran o a última hora. Localizarás mejor las cosas y no tendrás que aguantar las tediosas colas.

6º Prioriza: Haz una ruta con las tiendas que definen tu estilo. De mayor a menor. Y atrévete a entrar en esas tiendas que no te gustan nada. Puedes encontrar “la prenda” en el sitio que menos esperas.

7º Localiza la zona de rebajas en las tiendas. Así no pecarás de gastar más dinero del que prevenías en la nueva colección.

8º El fondo de armario. Si no estás segura de querer comprar algo extraordinario, refúgiate en los básicos, siempre triunfan.

9º Siempre nos quedará INTERNET. Si no encuentras en tienda física esa prenda que tanto te enamora, la red te ayudará a encontrarla.

10º Si no encuentras nada: Las rebajas son un periodo extenso. Si un día fracasas, siempre habrá otro mejor.

Ya sabemos que queda poco para que acaben las rebajas de invierno, si has arrasado, ¡enhorabuena! seguro que tienes esa prenda que tanto querías. Si por el contrario no es así, no desesperes, ya empieza la cuenta atrás para las de verano y recuerda que ahora a mitad de temporada también ponen descuentos bastante buenos.

 

¿Nos vemos en las redes sociales?

Facebook
GOOGLE
Twitter
YouTube
Instagram